forocompol.com - Los vídeos virales tipo deepfake llegan a la comunicación política

Los vídeos virales tipo deepfake llegan a la comunicación política

En plena resaca de las elecciones del 10-N, un vídeo paródico con los cinco candidatos como protagonistas de el Equipo A en el que Pablo Casado, Pedro Sánchez, Pablo Iglesias, Albert Rivera y Santiago Abascal aparecen en la piel de los protagonistas de la serie formando el supuesto Equipo E ha arrasado en nuestro país.

FacetoFake ha creado y compartido esta grabación, que ya supera el millón de reproducciones en YouTube y ha sido compartido masivamente por WhatsApp.

Para lograr que los políticos españoles aparezcan durante dos minutos y medio en el cuerpo de los actores estadounidenses, FacetoFake ha recurrido al deepfake. El nombre de esta tecnología mezcla los términos deep learning (aprendizaje profundo) y fake (falso) y permite por medio de la inteligencia artificial colocar el rostro de una persona en el cuerpo de otra en las imágenes en movimiento de un vídeo.

Para que esto ocurra, se crea una serie de algoritmos que memorizan cuáles son las características de una fuente de datos para después crear desde cero nuevos ejemplos de esos datos.

La parodia del Equipo E resulta divertida para el espectador porque el contexto le permite detectar que la cabecera de la serie estadounidense rodada en la década de los 80 no tiene nada que ver con los candidatos a la presidencia en las elecciones españolas del 10-N. Pero existen muchos otros casos de deepfakes que pueden dar lugar a noticias falsas más difíciles de reconocer.

El canal de YouTube Ctrl Shift Face, también especializado en deepfakes de entretenimiento, publicó un vídeo recientemente que generó un debate sobre el uso de esta tecnología. La grabación recupera una antigua entrevista promocional del cómico Bill Hader y hace que su rostro mute de forma intermitente con el de Tom Cruise. A diferencia del vídeo del Equipo E, el protagonista de Misión imposible bien podría estar en la situación de Hader, por lo que muchos usuarios podrían tomar el vídeo como cierto y atribuirle sus declaraciones de forma errónea.

El artista británico Bill Posters lleva meses compartiendo en su cuenta de Instagram vídeos deepfake con políticos y empresarios para concienciar de los riesgos de esta herramienta. El más conocido de ellos fue el que publicó el pasado junio con Mark Zuckerberg. El fundador y CEO de Facebook mira a cámara en este vídeo falso y dice: “Imagina esto por un segundo: un hombre con control total de los datos robados de miles de millones de personas, de todos sus secretos, sus vidas, sus futuros. Se lo debo todo a Spectre -el villano de la última de Bond-. Spectre me mostró que quien controla los datos, controla el futuro”. "Hemos usado tecnología deepfake como una técnica narrativa para involucrar a la audiencia en algunas de las tensiones que existen, como si fuera un cuento con moraleja sobre tecnología y democracia", comentaba en su momento el artista a The Washington Post.

Cuenta el diario El País que desde semanas antes a la publicación de esta grabación manipulada, Facebook se enfrentaba a críticas por haberse negado a borrar este tipo de vídeos, pero la compañía dijo que rebajaría su visibilidad y lo marcaría como falso. Según declaró en un comunicado, la red social no tiene "una política que estipule que la información que publicas en Facebook deba ser real”.

Entre los vídeos falsos más recientes de Posters, uno muestra al líder del Partido Laborista británico Jeremy Corbyn apoyando "a Boris Johnson para que continúe como primer ministro del país" y, en otro, es Johnson el que hace lo mismo con Corbyn. En todos ellos, como en el que el dueño de Amazon Jeff Bezos se compromete a proteger la selva amazónica durante los próximos 25 años, sus personajes se presentan a viva voz como una versión deepfake.

Jonah Peretti, fundador de BuzzFeed, y su cuñado el director de cine Jordan Peel (Déjame salir, Nosotros) analizaron en abril de 2018, las consecuencias de un uso poco ético del deepfake en 2018 creando un vídeo con Barack Obama afirmando que Trump "es un completo idiota". Para completar los 70 segundos de un clip como el del expresidente de Estados Unidos, sus autores necesitaron decenas de horas de postproducción y edición, que en este caso fue realizada con Adobe After Effects.

 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Tendencias