Blobbys, grupos de reivindicación creados en redes sociales

Recogemos, por su interés, un artículo de Ramón Cabezas publicado en su blog denominado "qué se come en Internet", en el que relaciona el concepto lobby con los métodos de presión en forma de movimientos de todo tipo promovidos desde las Redes Sociales, hasta convertirlo en un nuevo término: "blobby" que, sin duda, podría convertirse en un nuevo paradigma...

Hace mucho tiempo que podemos observar en Internet como crecen y se desarrollan todo tipo de comunidades digitales entorno a un tema o a una reivindicación concreta. El método para formar parte del movimiento o para poder seguirlo puede ser muy diverso, ya sea a través de hashtags, blogs, o en todo tipo de foros y redes sociales.

Los objetivos y la capacidad para generar presión y modificar el entorno pueden mantener similitudes a los que se desarrollan en acciones de lobby. De este modo surge el concepto Blobby.

El término Blobby resulta de la unión de Lobby y el término Blog o Micro Blog. Consideramos que un lobby (del inglés "entrada", "salón de espera") es un grupo de personas que intentan influir en las decisiones del poder ejecutivo o legislativo en favor de determinados intereses. En este sentido definimos Blobby como un grupo de personas que intentan influir mediante acciones en redes sociales (blogs, microblogs, foros, etc...) en las decisiones de las empresas o del poder ejecutivo o legislativo a favor de determinados intereses o reivindicaciones.

Un Blobby no se encuentra respaldado económicamente por los intereses de una empresa y desarrolla su actividad de forma totalmente altruista más allá de lograr que sus reivindicaciones sean escuchadas y atendidas. Un Blobby se forma con un fin concreto, de una o varias propuestas o reivindicaciones y las personas que forman parte de él están unidas por dichas propuestas y no tienen porque compartir otras opiniones, intereses o ideales.

La actividad que realizan los lobbies se denomina lobbying, de aquí surge el concepto blobbying, que es la acción de crear un movimiento en favor de intereses o reivindicaciones a través de RRSS. Las personas que realizan las acciones de lobby son denominados lobbistas, en el caso blobby surge la figura del blobbista, que es la persona que defiende mediante su palabra escrita cualquier movimiento con el que se siente identificado de forma totalmente desinteresada.

El blobbista genera contenido, opinión y viralidad para lograr que sus reivindicaciones y las de la comunidad, con la cual se siente identificado por algo en concreto, sean escuchadas y atendidas. Herramientas y técnicas de blobbying, todas, exactamente las mismas que las empresas utilizan para generar Viralidad y boca oreja.

No tengo conocimiento de si existe algún manual de cómo deben actuar los ciudadanos en redes sociales para generar comunidad y ser escuchados y atendidos, pero deciros que las compañías disponen de cantidades ingentes de documentación y protocolos de actuación para realizar este tipo de acciones. Y los pasos “teóricos” son exactamente iguales en ambos casos. Recursos, muchísimos, prácticamente ilimitados, muy superiores a los de las empresas o instituciones.

No son recursos económicos pero si de tiempo y de dedicación absoluta. La acción de crowdsourcing que supone para las personas unirse en defensa de sus intereses o valores es sumamente poderosa, por encima de cualquier presupuesto que una compañía pueda destinar a un fin similar. Son acciones prácticamente imparables que deben de ser escuchadas, entendidas y atendidas con la máxima celeridad.

A diferencia de los lobbys, en los que su actividad se centra en influir en las decisiones del poder ejecutivo o legislativo, los blobbys también pueden modificar el comportamiento y el modo de funcionar de las empresas, desde algo tan simple como hacer rectificar una decisión de cambio en la imagen corporativa como en alterar su política de producción.

Actualmente existen multitud de movimientos gestados en redes sociales, movimientos con reivindicaciones sociales, solicitando cambios en el comportamiento de la clase política o simplemente exigiendo transparencia en ciertas actividades, seguro que se os ocurre más de uno que puede encajar dentro del movimiento “Blobby”.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS