La ex-modelo Hope Hicks, nueva dircom de la Casa Blanca

Hope Hicks, una de las asesoras más cercanas al presidente de EEUU, Donald Trump, desde el inicio de su campaña electoral, asumirá de forma permanente la dirección de comunicación de la Casa Blanca, un cargo que ejercía de forma interina desde mediados de agosto.

Esta asesora de tan solo 28 años, que fue modelo para Ralph Lauren en su adolescencia, ha sido de esta manera confirmada en este importante cargo de la residencia presidencial, al que llegó tras una serie de drásticos cambios durante el verano en el equipo de colaboradores más próximo a Trump.

Se trata de la tercera persona que ocupa ese puesto en los apenas ocho meses de mandato de Trump.

El primer director de comunicación de la Casa Blanca de Trump fue Michael Dubke, quien dimitió en mayo; tras quien llegó el polémico Anthony Scaramucci, un empresario de Nueva York que fue despedido después de tan solo diez días en el cargo tras una descripción obscena a un reportero de la revista The New Yorker.

Pese a su brevedad, la estancia de Scaramucci en la Casa Blanca provocó la renuncia del hasta entonces portavoz de Trump, Sean Spicer, y también la salida de Reince Priebus como jefe de gabinete. El general retirado y exsecretario de Seguridad NacionalJohn Kelly, tras ser nombrado como nuevo jefe de gabinete de Trump, despidió a Scaramucci de manera fulminante.

Además de Hicks, otras dos mujeres ocupan puestos relevantes en el equipo de comunicación de la Casa Blanca. Se trata de Sarah Sanders, la actual portavoz y de Stephanie Grisham, es la directora de comunicación de la primera dama.

Hope Hicks cuenta con currículum vinculado a la familia Trump, y es reconocida como una de las personas más leales al presidente, que nunca trata de hacerle cambiar de opinión y, según cuentan, en temas de comunicación no trata de influir en el mensaje, sino de suavizar las formas.

Cuando era joven, Hicks llegó a ser modelo de Ralph Lauren y protagonizó la portada de un libro para adolescentes de tirada nacional escrito por la creadora de Gossip Girl.

Su relación con la familia Trump comenzó cuando la firma de relaciones públicas para la que trabajaba desde 2012 tuvo como cliente a la Trump Organization. Su buen desempeño consiguió llamar la atención de Ivanka Trump, para la que empezó a trabajar en el verano de 2014, y más tarde con su padre, que acabaría sumándola a su equipo.

Su carrera política empezó al mismo tiempo que la de Trump, que la rescató para su campaña de la oficina de relaciones públicas de su compañía inmobiliaria.

Además, se trata de una de las profesionales mejor pagadas en la Casa Blanca, con un sueldo de 179.000 dólares al año, a la altura del ex-consejero y estratega Steve Bannon o el ex-jefe de Gabinete, Reince Priebus.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS