El nombramiento de Anthony Scaramucci como dircom de la Casa Blanca provoca la dimisión de Sean Spicer como portavoz

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump ha nombrado a Anthony Scaramucci como nuevo director de Comunicación de la Casa Blanca. Se trata de un financiero de Nueva York muy activo en la campaña electoral, y amigo del presidente, de su hijo mayor y de su yerno.

Este nombramiento ha provocado casi de inmediato que el portavoz oficial de la Casa BlancaSean Spicer, haya presentado su dimisión tras seis meses de presión, errores y desavenencias con el presidente Trump.

Scaramucci se ha distinguido hasta ahora por defender al presidente republicano ante las cámaras de televisión. Aunque la Dirección de Comunicación es un cargo más orgánico y de perfil estratégico, Scaramucci ha decidido tomar protagonismo y nada más anunciarse la dimisión de Spicer, ha salido a la palestra para responder a los periodistas.

Con agilidad y seguro de sí mismo, este abogado de Harvard no sólo negó sus desavenencias con Spicer, sino que él mismo anunció el nombramiento como nueva secretaria de Prensa de la gris y poco mediática Sarah Huckabee Sanders, de 34 años e hija de un ex gobernador republicano.

Sean Spicer, no era un hombre de Trump. Procedente de las filas republicanas, su elección fue fruto de la presión del jefe de gabinete de la Casa Blanca, Reince Priebus, pero nunca convenció al mandatario, que ya al día siguiente de la investidura, le abroncó en privado por su imagen, ya que según parece n lo gustó ni el traje ni la corbata que había usado en su primera comparecencia, ni su forma de hablar.

Lo más sorprendente del nuevo director de comunicación de Trump es que no ha sido siempre un seguidor fuel del magnate norteamericano, por lo que se ha apresurado a borrar tuits de su cuenta de Twitter donde se manifestaba contrario al mismo presidente. “Para ser completamente transparente: Estoy borrando tuits antiguos. He evolucionado respecto a mis ideas del pasado y eso no debería ser una distracción. Estoy al servicio de los objetivos de @POTUS (el presidente Donald Trump) y eso es todo lo que importa”, ha asegurado en un tuit el nuevo director de comunicación de la Casa Blanca.

Scaramucci logró hace dos semanas logró una retractación pública de CNN por una información falsa, que vino acompañada por la dimisión de tres periodistas, entre ellos, la del jefe de investigación de la cadena. Este éxito le hizo ganar puntos ante Trump, quien finalmente decidió citarle en la Casa Blanca para comunicarle su nombramiento y darle la supervisión general de la política mediática de su Gobierno.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS