Dimite el director de comunicación de la Casa Blanca, tras solo tres meses en el cargo

El director de comunicación de la Casa Blanca, Mike Dubke, ha dimitido de su cargo tan solo tres meses después de haber sido designado para el mismo por el presidente de EE.UU., Donald Trump, según recogen diversos medios estadounidenses.

Esta dimisión llega después de algunas semanas de especulaciones sobre la posibilidad de cambios en la estrategia comunicativa del Gobierno, debido a la polémica investigación sobre Rusia.

Según el diario The Washington PostDubke habría presentado su renuncia el pasado 18 de mayo, aunque se ofreció a seguir colaborando con el gabinete de prensa en Washington durante el reciente viaje de Trump al extranjero, algo a lo que el presidente accedió.

Trump volvió el sábado a Washington en un momento de especial ebullición alrededor de la investigación abierta por el Congreso y el FBI para determinar si la inteligencia rusa influyó en el resultado de las elecciones presidenciales de 2016, y si existió coordinación con la campaña de Trump.

Dubke ha trabajado estrechamente con el portavoz de la Casa BlancaSean Spicer, el rostro público del Gobierno y la persona que más críticas ha recibido en las últimas semanas por su abrupta comunicación con los periodistas que cubren diariamente las noticias del Gobierno de los Estados Unidos.

Fuentes próximas a la presidencia han afirmado que en los últimos días, Trump ha evaluado la posibilidad de reformar su equipo de comunicación, y muchos esperaban que Spicer fuera la persona que abandonara su puesto. La renuncia de Dubke puede ser uno de los primeros cambios en la estrategia comunicativa de la Casa Blanca, que también baraja reducir el número de conferencias de prensa.

Dubke, que asumió el cargo el pasado 6 de marzo, ha tenido que lidiar con numerosas polémicas, como el despido por sorpresa del ya ex-director del FBI, James Comey, quien estaba a cargo de la investigación de esa agencia sobre los lazos con Rusia de la campaña del mandatario. El equipo de prensa de la Casa Blanca tuvo grandes dificultades para explicar el despido de Comey y tuvo que dar diferentes versiones sobre los hechos, lo que provocó un torrente de críticas y numerosas burlas en populares programas de comedia.

El director de comunicación de la Casa Blanca, Mike Dubke, ha dimitido de su cargo tan solo tres meses después de haber sido designado para el mismo por el presidente de EE.UU., Donald Trump, según recogen diversos medios estadounidenses.

Esta dimisión llega después de algunas semanas de especulaciones sobre la posibilidad de cambios en la estrategia comunicativa del Gobierno, debido a la polémica investigación sobre Rusia.

Según el diario The Washington PostDubke habría presentado su renuncia el pasado 18 de mayo, aunque se ofreció a seguir colaborando con el gabinete de prensa en Washington durante el reciente viaje de Trump al extranjero, algo a lo que el presidente accedió.

Trump volvió el sábado a Washington en un momento de especial ebullición alrededor de la investigación abierta por el Congreso y el FBI para determinar si la inteligencia rusa influyó en el resultado de las elecciones presidenciales de 2016, y si existió coordinación con la campaña de Trump.

Dubke ha trabajado estrechamente con el portavoz de la Casa BlancaSean Spicer, el rostro público del Gobierno y la persona que más críticas ha recibido en las últimas semanas por su abrupta comunicación con los periodistas que cubren diariamente las noticias del Gobierno de los Estados Unidos.

Fuentes próximas a la presidencia han afirmado que en los últimos días, Trump ha evaluado la posibilidad de reformar su equipo de comunicación, y muchos esperaban que Spicer fuera la persona que abandonara su puesto. La renuncia de Dubke puede ser uno de los primeros cambios en la estrategia comunicativa de la Casa Blanca, que también baraja reducir el número de conferencias de prensa.

Dubke, que asumió el cargo el pasado 6 de marzo, ha tenido que lidiar con numerosas polémicas, como el despido por sorpresa del ya ex-director del FBI, James Comey, quien estaba a cargo de la investigación de esa agencia sobre los lazos con Rusia de la campaña del mandatario. El equipo de prensa de la Casa Blanca tuvo grandes dificultades para explicar el despido de Comey y tuvo que dar diferentes versiones sobre los hechos, lo que provocó un torrente de críticas y numerosas burlas en populares programas de comedia.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS