El dircom de Franco se quedará sin su plaza en Madrid

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha decidido permitir que el Ayuntamiento de la capital elimine el nombre del que fuera jefe de prensa del dictador Francisco Franco, Juan Pujol, del callejero de Madrid, pasando la plaza que hasta la fecha llevaba su nombre en el barrio madrileño de Malasaña a llamarse Plaza del Rastrillo.

De esta manera, el TSJM da la razón al consistorio y se la quita a la Fundación Nacional Francisco Franco (FNFF), que interpuso un recurso ante este organismo judicial por su intención de eliminar el callejero franquista de la ciudad.

Cuenta PR Noticias que el TSJM ha levantado la suspensión cautelar de estos cambios y permitirá el cambio de hasta 52 nombres vinculados al dictador.

En el caso del jefe de prensa de Franco, el Ayuntamiento de Madrid había ordenado el cambio de su nombre el pasado mes de mayo. Sin embargo, a través de diversas demandas que se llevaron a cabo en julio del mismo año, entre las que se encuentra la de la FNFF, el juez decidió dejarla en suspenso, a la espera de una resolución.

Desde el pasado 16 de abril, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid abre la puerta al cambio inminente del nombre de la Plaza Juan Pujol, que a nivel administrativo y digital ya se llamaba Plaza del Rastrillo.

La Fundación Nacional Francisco Franco se había gastado 60.000 euros en ejecutar la medida cautelar, según ha publicado el diario somosmalasaña.

Para la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, esta resolución del TSJM supone una “buenísima noticia”.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS