El portavoz catalán de Exteriores acepta el 155 y se despide de los corresponsales

Joan María Piqué, hasta hace poco director de comunicación Exterior del Gobierno de Carles Puigdemont, se ha despedido con un correo a los corresponsales extranjeros en las que admite que cesa en sus funciones. "Ha sido un orgullo llevar al mundo la voz del gobierno de nuestro país", señala Piqué, que explica que ahora pasará a desarrollar su actividad profesional en el Pdcat.

"La intervención del Gobierno de Cataluña por parte del gobierno español me lleva a cesar en mis funciones como director de Comunicación Internacional del ejecutivo catalán, como director del Programa Internacional de Comunicació i Relacions Públiques “Eugeni Xammar”, explica Piqué en un correo escrito en castella e inglés, en el que afirma que "Ha sido un orgullo llevar al mundo la voz del gobierno de nuestro país, y ayudaros en vuestra tarea informativa. Hemos buscado hacerlo siempre con disponibilidad, dedicación, ecuanimidad, atención personal y, sobre todo, dando respuestas y explicando siempre la verdad".

Cuenta El Confidencial que Piqué lideraba el programa de comunicación exterior de la Generalitat, que sobre todo al principio de la tensión informativa ganó a Moncloa por goleada la imagen internacional. Sin embargo, varios corresponsales consideran sus métodos muy agresivos, ya que llamaba constantemente a recriminar los términos usados, reprochaba informaciones y a veces troleaba en público a los periodistas.

En su despedida, el antiguo responsable de comunicación internacional, afirma: "Quiero aprovechar para pedir disculpas si en ocasiones no os habéis sentido bien atendidos, o no hemos podido cubrir todas vuestras demandas", y añade que "para mí ha sido una gran oportunidad conocer de cerca vuestra competencia y profesionalismo, vuestro genuino interés en conocer lo que ocurría en los diversos ámbitos de la vida catalana y en explicarlo de la mejor manera posible. A muchos de vosotros os he podido conocer más personalmente y ha sido para mí un gran enriquecimiento personal".

De esta manera, aunque Puigdemont está llamando desde Bruselas a resistir la aplicación del 155, siguen las despedidas, y precisamente el departamento de Exteriores que dirigía Raúl Romeva es de los más afectados por este artículo 155, ya que el Gobierno ha suprimido sus embajadas salvo la de Bruselas y cesado a todos los altos cargos, entre ellos su responsable de comunicación. 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS