Egipto bloquea el acceso a los medios digitales en su cruzada para limitar la libertad de prensa

Desde que a finales de mayo el régimen egipcio abriera la veda, hasta 122 medios de comunicación locales e internacionales han engrosado la cada vez más abultada lista de páginas web cuyo acceso está prohibido en la tierra de los faraones. De esta manera, los internautas del país más poblado del mundo árabe se enfrentan a un apagón sin precedentes en la última vuelta de tuerca de las autoridades para silenciar los últimos reductos de libertad.

"Bloquean las páginas como si fueran fantasmas. Nadie ha venido a decirnos cual es el problema. No sabemos nada", ha explicado a el diario El Mundo Lina Attalah, fundadora y editora de MadaMasr, un digital en árabe e inglés que se jactaba de ser un oasis de periodismo independiente.

"La mayoría de nuestros lectores proceden de Egipto. La medida está afectando a nuestros planes de crecimiento", ha comentado Attalah, inquieta por la drástica caída de visitas registrada en las últimas semanas. "Recibíamos decenas de miles de visitantes diarios. Ahora las cifras de tráfico se han desplomado".

La redacción de MadaMasr, que acoge a una treintena de empleados, trata de sortear la prohibición divulgando sus reportajes a través de Facebook y Twitter, "pero no es la plataforma ideal", admite la periodista, que mantiene contra viento y marea una iniciativa sitiada por un universo mediático formado por el servilismo de los medios estatales y las empresas privadas propiedad de magnates afines al régimen del ex jefe del ejército Abdelfatah al Sisi.

"El bloqueo de páginas web era un medida previsible viniendo de unas autoridades contrarias al periodismo que se han propuesto imitar la experiencia de Arabia Saudí, el mayor enemigo de la libertad de expresión", ha señalado Gamal Eid, director de la Red Árabe para la Información de Derechos Humanos, quien ha denunciado que "la orden cierra el círculo después de que se haya prohibido la difusión de ciertos artículos, confiscado ejemplares de varias publicaciones y vetado la aparición pública de las voces que disienten".

La nueva cruzada ha alcanzado a medios qataríes como el gigante Al Yazira -en plena crisis diplomática en el Golfo Pérsico-, turcos e incluso a la plataforma de peticiones ciudadanas Avaaz.

Se trata de una situación que las asociaciones profesionales han tildado de ilegal porque vulnera la constitución egipcia y las autoridades no han proporcionado ningún argumento legal. "El bloqueo es la continuación de las draconianas políticas de un régimen que ha convertido Egipto en una de las mayores prisiones de periodistas del planeta", ha indicado Alexandra al Jazen, a cargo de la unidad de Oriente Próximo de Reporteros Sin Fronteras.

La última clasificación de esta organización internacional sitúa a Egipto por detrás de Turquía o Venezuela en materia de libertad de prensa.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS